EL INVENTARIO DE SANTO AGOSTINHO – PARTE II

”  De aquellos  hechos nos quedo a las dos  una  bonita relación de  hermandad  y  seguimos conversando a traves de un chat a veces ;  yo le preguntaba dudas de  vez  en cuando …   

 

Hasta que  un dia …

Recibi un correo suyo, en el que me decía entre otras cosas que  tenia que darme un recado de mi guia  …   

 

Siempre  me ha gustado reirme  de las situaciones …  no de las personas…;  y  con la habitual “sorna” de buena gallega  educada en Andalucia …  pense:

_ hombre ,   un  mensaje de mi guia …  tambien me lo podía dar a mi , así de paso se quien es  … 

 

 y continue leyendo el correo en el que me decia mi guia me habia sugerido  para  que hiciera  cada dia   el inventario de Santo Agostinho;   _ no me pregunte_ me dijo_ que es eso porque  yo no se que es  y  he preguntado y nadie lo sabe ..

 

Creo recordar que  iba a contestarle el correo cuando  se conecto en el chat de SKYPE  y  le pregunte habia dicho exactamente…  porque no entendía  muy bien la cuestión …

 

y me dice mire  el mensaje  se lo paso tal cual nos fue transmitido en mesa mediumnica ;  

_ A sua  irma Yeno ,  da  Sevilha , esta precisando de unha orientacao   y   debe decir para ela,  cando possa,  que  PROCURE  NA CODIFICACAO  ESPIRITA O INVENTARIO DE SANTO AGOSTINHO   e  logo  se hacha  correto ,  fassa cada noite , so iso … ela vai comprender …

Entonces  busque en el Evangelio segun el Espiritismo, donde yo  recordaba haber visto mensajes del San Agustin,  pero  nada  ninguno habia ningun “inventario ”  …  

Busque en los otros libros y tampoco halle   y  ya , cansada  pense mañana sera otro dia …   y   me meti en la web de la  Federación Espirita Española , pensando a  ver si habia alguien en el antiguo chat, en el cual por entonces a veces  habia hermanos  conectados para preguntarles   …  pero  no habia nadie.

 

Tan solo  mientras buscaba el chat   dieron mis ojos  con   un  cartel que habia en la web,  que  ponia algo asi :

“Cuando no sepa continuar … EMPIEZE POR EL PRINCIPIO ..”   y aparecia un grabado del  LIBRO DE LOS ESPIRITUS¡

En esos brevísimos instantes , alguna fibra  se habia removido en mi corazon,  senti  que  debia buscar el Inventario de San Agustin en el Libro de los Espiritus, pues alli lo hallaria; eso senti; con una claridad meridiana . 

Tanto fue asi , que me descargue el archivo de la FEE del  libro de los espiritus  lo amplie al 100 %  y me puse a revisar todo el libro  como cuando  busco en unos autos de  muchos folios,  una palabra concreto  linea por linea con mi dedo anilar de  mi mano derecha; en este caso  buscaba San Agustin …

Me llevo  un poco mas de una hora hallarlo …   al final casi … del  libro de los espiritus  …  

 

ALLI ESTABA EL INVENTARIO DE SAN AGUSTIN¡¡¡  

 

Lo  comprendi rapidamente, los espiritus me habian guiado  todo el tiempo   hasta llevarme al libro donde estaba  y   ellos me inspirarion en buscar la palabra clave SAN AGUSTIN;  si hubiera  buscado INVENTARIO …  no lo habria hallado …  

Era  la CUESTION  919   del  Libro de los Espiritus …  ahora lo entendia todo y  lo comprendía:  

Leia , leia  y  leia   libros   en portugues principalmente PERO NO ME PARABA A  MEDITAR …  REFLEXIONAR  SOBRE LO QUE HACIA DIA POR DIA …

Aqui os dejo  también para  todo el que quiera practicar ese INVENTARIO  CADA NOCHE, A FIN DE CONOCERNOS A NOSOTROS MISMOS  Y  cambiar …  

 

V.- Conocimiento de sí mismo
919.
¿Cuál es el medio práctico más eficaz para mejorarse en la
presente existencia y resistir a las instigaciones del mal?
– Un sabio de la antigüedad os lo dijo: “Conócete a ti mismo”.
919 a. Bien comprendemos toda la sabiduría de esa máxima, pero la
dificultad estriba precisamente en conocerse a sí mismo. ¿De qué
manera podemos lograrlo?
– Haced lo que yo hacía cuando moraba en la Tierra. Al
término de la jornada interrogaba a mi conciencia, pasando en revista
cuanto había realizado ese día, y me preguntaba si no había faltado a
algún deber; si nadie había tenido que quejarse de mí. Así llegué a
conocerme y a averiguar qué era lo que debía reformar en mí. Aquel
que, llegada cada noche, recuerde todas sus acciones de la jornada y
se pregunte qué ha hecho de bien o de mal, rogando a Dios y a su
ángel de la guarda que lo iluminen, adquirirá gran energía para
perfeccionarse: porque, creedme, Dios ha de asistirlo. Formularos
preguntas, pues, inquiriendo sobre lo que habéis hecho y con qué
objeto obrasteis en determinada circunstancia; si hicisteis algo que
censuraríais a otra persona; si habéis ejecutado una acción que no os
atreveríais a confesar. También preguntaos esto: “Si determinara
Dios llamarme en este preciso instante, al retornar al Mundo de los
Espíritus, donde nada permanece oculto, ¿tendría que temer el ver de
nuevo a alguien?” Examinad lo que pudierais haber hecho contra
Dios, después contra el prójimo, y por último contra vosotros
mismos. Las respuestas serán un descanso para vuestra conciencia, o
la indicación de un mal que es menester curar.
El conocimiento de sí es, por tanto, la clave del mejoramiento
individual. Pero, alegaréis vosotros, ¿cómo juzgarse a sí mismo?
¿Acaso no nos engaña nuestro amor propio, empequeñeciendo las
faltas que cometemos y haciendo que nos las excusemos? El avaro se
cree simplemente ahorrativo y previsor. El orgulloso piensa que lo
que posee es tan sólo dignidad. Esto es demasiado cierto, pero
vosotros disponéis de un medio de control que no puede induciros a
error. Cuando os halléis indecisos acerca del mérito de una de
vuestras acciones, preguntaos cómo la calificaríais si la realizase otra
396Allan Kardec
persona. Si la reprobáis en los demás, no podría ser más legítima
para vosotros, porque Dios no tiene dos medidas para la justicia.
Asimismo, tratad de averiguar lo que piensen de ella los otros, y no
descuidéis tampoco la opinión de vuestros enemigos, porque éstos no
tienen interés alguno en hermosear la verdad, y con frecuencia Dios
los pone a vuestro lado como un espejo para advertiros con más
franqueza que la que usaría con vosotros un amigo. Aquel que tiene
el serio propósito de mejorarse explore su conciencia, pues, a fin de
extirpar de ella las malas inclinaciones, del modo mismo que arranca
de su jardín las malas hierbas. Haga, pues, el balance cotidiano de su
jornada moral, así como el comerciante hace el de sus pérdidas y
ganancias, y os aseguro que al primero le dejará más beneficios que
al segundo. Si puede afirmar que su jornada ha sido buena estará en
condiciones de dormir en paz y aguardar sin temor su despertar en la
otra vida.
Plantead, pues, preguntas claras y precisas, y no temáis
abundar en ellas. Bien es posible gastar a diario unos pocos minutos
para conquistar una felicidad eterna. ¿Acaso no trabajáis todos los
días a fin de reunir bienes que os proporcionarán descanso en la
vejez? Ese reposo, ¿no es el objeto de todos vuestros anhelos, la meta
cuyo logro os hace que soportéis fatigas y privaciones momentáneas?
Pues bien, ¿qué es ese descanso de algunos días, perturbado por los
achaques del cuerpo, si se compara con el que aguarda más adelante
al hombre de bien? ¿No vale la pena que por este último se hagan
algunos esfuerzos? Sé que muchos objetan que lo presente es
positivo y lo por venir, incierto. Ahora bien, esta es precisamente la
idea que estamos encargados de quitaros, porque queremos lograr
que comprendáis ese futuro de una manera que no pueda dejar la
menor duda en vuestra alma. Por eso hemos llamado primero vuestra
atención con fenómenos tales que impresionaran vuestros sentidos, y
después os hemos dado instrucciones que cada uno de vosotros está
encargado de difundir. Con este objeto hemos dictado El Libro de los Espíritus.
S AN A GUSTÍN

 

Feliz  dia  con Jesus en nuestro corazón. Geno